Búsqueda personalizada

viernes, 13 de agosto de 2010

Si Muero de Repente...

Si de repente dejara de existir, si así como así, el aire se va de mis pulmones, no quiero que mi sala de vela este llena de llorones.

Deseo que nadie lamente mi muerte, sin importar como esta halla ocurrido, prefiero que celebren mi vida, lo que fue, que no hablen de lo que faltó, acéptenlo, se acabó.

Creo en Dios, mas no digan que estoy en la eterna gloria, o que por esto y aquello merezco el infierno, nadie están bueno para merecer el cielo, y si el salario a pagar por mis pecados es la muerte, Dios en su amor, no me lo va cobrar doble en el invento de Dante.

Pongan música, mi ataúd lo quiero al final de la sala parado, para darle como se debe, la bienvenida a mis invitados, el que llore, es la regla, del local debe ser desalojado.

Si muero de repente, me ire con esta garantia. Que hay un Dios que conoce del laberinto de la muerte, el camino de salida.

"El Dios [verdadero] es para nosotros un Dios de hechos salvadores;
 y a Jehová el Señor Soberano pertenecen los caminos  de salir de la muerte"
(Salmo 68:20)

1 comentario:

  1. Una linda despedida, casi una fiesta para celebrar la vida, tu vida bien vivida. La luz de la aceptaciòn se desprende en cada pàrrafo. Pero los humanos somos indefectiblemente egoìstas y no queremos perder aquello que hemos querido. Seguro que tendràn que sacar a varios del local.
    Pero ojalà que suceda dentro de muchos, pero muchos años Tito.
    Es mi deseo desde Mendoza

    ResponderEliminar