Búsqueda personalizada

viernes, 24 de septiembre de 2010

Hagamos El Amor

Quitémonos las ataduras liberemos el freno entreguémonos nuestros cuerpos en sutil y ardiente deseo, sintamos completamente cuanto nos queremos.

Anímate no tengas miedo que yo estoy temblando por tenerte tan cerca, procurando que atiendas a mis deseos, y si supieras que tan solo un abrazo tuyo estremece mi cuerpo entero.

Besémonos tierna y suavemente hasta que se apague ese primer deseo de querer tomarlo todo, primero sintamos como desde adentro nos consume nuestro fuego.

Mírame fijamente hipnotízame con ese brillo que tiene tu mirada, que nuestros ojos se pierdan en el infinito hasta que solo quedemos tu y yo, mas nada.

Arrebatémonos los hilos que cubren la piel, que queda fresca y libre como acabada de nacer, que el mundo reciba al amor de este hombre y esta mujer.

Nuestras manos indiscretas recorren cada centímetro de nuestros cuerpos, como si fueran exploradores sienten la satisfacción de encontrar lugares prohibidos, nunca visitados.

Mi lengua juguetona como si fuera un húmedo pincel recorre tus muslos, ombligo, pecho, cuello y espalda también, haciendo dibujos que marcaran para siempre tu piel.

Tanto placer nos hace perder la razón ya no manda la mente domina nuestro furor, me regalas el calor de tu vientre y mi cuerpo con gran goce se desliza en tu exquisito aceite uniendo por fin y para siempre nuestras almas, corazón y mente.

1 comentario: