Búsqueda personalizada

sábado, 16 de octubre de 2010

Volver a lo básico o abrir puertas

Hace un tiempo conversando con unos amigos alguien hizo mención de un mal momento que estaba pasando con su trabajo, otra persona le respondió - no te preocupes cuando las cosas no me funcionan es porque lógicamente algo habré hecho mal, así que cuando eso me pasa yo vuelvo a lo básico, a lo que me resultó en el pasado aun cuando eso signifique hacer cosas de principiante, pero lo cierto es que las cosas vuelven a funcionar y puedo encontrar un nuevo camino para obtener resultados – personalmente yo también he hecho eso en varias ocasiones y de verdad resulta, el único requisito para hacerlo es tener la actitud mental correcta.

En esa misma conversación otra persona hizo mención del dicho ese que reza “cuando una puerta se cierra otra se abre” y sino entonces “le das de patadas a la puerta que se cerró hasta que se habrá otra vez” desde el enfoque de esa conversación (aspecto laboral con una empresa) no estaba en ese momento de acuerdo con esa afirmación ni lo estoy hoy dia. Veamos:

“cuando una puerta se cierra otra se abre” las puertas no se cierran solas, siempre hay algo que ocasiona esa acción, una injusticia, un recorte de personal, ya no le caes bien a alguien, etc, en resumen ya no te necesitan o no requieren tus servicios. Y así como una puerta no se cierra sola, tampoco pasa lo mismo con la acción contraria, es decir abrirse, para esto también se requiere acción, reinventarse o como sucede con algunas estrategias militares retroceder para avanzar.

“le das de patadas a la puerta que se cerró hasta que se habrá otra vez” si te cerraron una puerta por equis razón, como entonces va uno a insistir en abrir esa puerta nuevamente y no se trata de un mero orgullo o amor propio, sino que todos tenemos capacidades que no nos atrevemos a explorar y mucho menos a explotar y preferimos en muchos casos el camino de una falsa sumisión a lo que en apariencia es seguro y estable, honestamente esa forma de pensar me enferma.

Llevando esto a un punto de vista de acciones personales, las puertas las abre y las cierra uno mismo en la actitud que uno tenga ante los cambios de circunstancias a los que nos enfrentamos día a día, por ejemplo, dejar de hacer lo que resultaba por pensar que como ahora estoy en un nivel superior no debo hacer tal o cual cosa, aun cuando uno se da cuenta que no se estan obtieniendo resultados, eso es cerrar una puerta, volver a lo básico para encontrar una mejor manera de lograr los objetivos es abrir una puerta.

Mejor volver a lo básico para hallar un nuevo camino.

3 comentarios:

  1. Exacto. Tu reflexiòn final me ha resultado muy acertada.

    Un cordial salido Tito

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo en algunas cosas; en otras no. El problema puede deberse al motivo por el cual se dice la expresiòn "cuando unas puertas se cierran otras se abren". No creo que el emisor de dicha expresiòn este enunciando una ley causa-efecto, sino mas bien está indicando la esperanza de que no todo está perdido. Claro está, cuando uno pierde el empleo no se encuentra muy animado que digamos, algunos extremadamnte sencibles; y es probable que se tomen el dicho anterior de manera vana o insulsa.

    Es cierto que si no nos reexaminamos y corregimos lo malo o no nos superamos, no podremos mantenernos al dia en el mercado laboral, pero si tenemos la actitud de que solo basta con el esfuerzo propio y que nadie más quiere o puede ayudarnos, estamos pecando del mismo orgullo de aquel que le cae a patadas a la puerta.

    ResponderEliminar
  3. No creo estar diciendo que solo basta el esfuerzo propio y el no acpetar ayuda de otros, de hecho cuando digo volver a lo basico, tambien menciono hacer las cosas como cuando fuimos principiantes, y ¿quien en esa situacion no precisó alguna vez ayuda de otros? lo siguiente seria ¿tendriamos la actitud correcta para aceptar la ayuda de otros? esos son los puntos a los que me refiero cuando hablo de la actitud ante los cambios de circunstancias.

    ResponderEliminar