Búsqueda personalizada

jueves, 25 de agosto de 2011

El síndrome de la nevera vieja


Es época de vacaciones, la familia en pleno se reúne en la casa de campo de la abuela, las habitaciones se llenan y eres el afortunado que le toca dormir solo en un catre en la cocina al lado de la nevera vieja de la abuela, pasan 3 noches y el ruido de la nevera apenas te deja dormir, pero increíblemente a la cuarta noche duermes como un bebe, los ruidos de la nevera ya no te molestan, ya no le prestas atención.

A veces nosotros nos convertimos en la nevera vieja de la abuela, suele suceder cuando tenemos algo que puede resultar practico, beneficioso o gratificante, si hacemos mucho ruido con el asunto, es decir lo repetimos rápida e incesantemente entre nuestro grupo de conocidos, no pasará mucho tiempo para que nos dejen de escuchar.

No se convierta en nevera vieja, comparta, participe y difunda un mensaje de forma equilibrada y siempre tendrá la atención de sus amigos y conocidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario