Búsqueda personalizada

viernes, 23 de septiembre de 2011

Señores fiscales de Tránsito y policías municipales: “El abuso no es uso, sino corruptela” (Alfonso Hernández)

Alfonso Hernández 1 220x160 Señores fiscales de Tránsito y policías municipales: “El abuso no es uso, sino corruptela” (Alfonso Hernández)
Alfonso Hernández
Esta frase en latín “abusus non est usus, sed curruptela” es una locución legal que equivale “El abuso no es uso, sino corruptela”, y en esta oportunidad se hace referencia al abuso de algunos fiscales de transito y policías municipales que aprovechándose de su autoridad, abusan y violan los derechos de los ciudadanos por cometer una falta leve, (como tener su licencia de conducir, carta medica vencida, o carecer de una póliza de seguros u otra causa menor) establecida en la Ley de Tránsito Terrestre, amenazando con remolcar o retener el vehículo, trasladarlo a un garaje municipal, constriñendo, intimidando y exigiendo sumas de dinero subrepticiamente con la famosa frase “como vamos a quedar” para perdonar el traslado o la ilegal retención del vehículo, cometiendo flagrantemente los delitos de abuso de autoridad y concusión los cuales son plenamente sancionados por el ordenamiento jurídico venezolano.La Constitución de la República en su Capítulo III, Articulo 146, ordinal 4 establece “4. Todo funcionario público o funcionaria pública que, en razón de su cargo, infiera maltratos o sufrimientos físicos o mentales a cualquier persona, o que instigue o tolere este tipo de tratos, será sancionado o sancionada de acuerdo con la ley. El Código Penal Venezolano en su artículo 196, establece el castigo al funcionario que abuse de sus funciones para obtener para sí o para un tercero una dación o promesa de dádiva o dinero indebido, con prisión de entre dieciocho meses y cinco años. De igual forma lo sanciona la Ley Contra la Corrupción en su Artículo 60 “El funcionario público que abusando de sus funciones, constriña o induzca a alguien a que dé o prometa, para sí mismo o para otro, una suma de dinero o cualquier otra ganancia o dádiva indebida, será penado con prisión de dos (2) a seis (6) años y multa de hasta el cincuenta por ciento (50%) del valor de la cosa dada o prometida.Ciertamente La Ley de Tránsito Terrestre establece sanciones con multas por Sanciones Graves en su Artículo 169, con multas de diez unidades tributarias (10 U.T.), como por ejemplo “Conducir vehículos bajo influencia de bebidas alcohólicas, sustancias estupefacientes o psicotrópicas”. Sanciones menos graves en el Artículo 170, estable una sanción con multas de cinco Unidades Tributarias ejemplo por “Circular con vehículos que no se encuentren amparados por pólizas de seguro vigente previstas en esta Ley”; y Sanciones leves El artículo 71 establece “Serán sancionadas con multas de tres Unidades Tributarias (3 U.T.), sin perjuicio de las sanciones establecidas en esta y otras leyes, quienes incurran en las siguientes infracciones: 1. Conducir vehículos con licencia o título profesional vencido, o no portarlo al serle requerido por la autoridad competente. 2. Conducir vehículos con el Certificado Médico de Salud Integral vencido, o no portarlo al serle requerido por la autoridad competente”.Ahora los casos de retención de vehículos lo establece el Artículo 181, entre las causales más comunes están el numeral 1.”Cuando el vehículo circule en condiciones evidentes de inseguridad y mal funcionamiento”. Numeral 2. “Cuando el conductor o la conductora no porte documento alguno que permita demostrar la propiedad del vehículo”. Determinando en el caso del numeral 1, “la autoridad entregará el vehículo al propietario o a la propietaria al momento de disponer de una grúa, a los fines de ser trasladado, bien al lugar que éste estime conveniente o bien a talleres de reparación que subsanen la falla, en cuyo caso el propietario o la propietaria quedará sujeto a presentación y revisión del vehículo en la oportunidad que se fije. En el numeral 2 “la autoridad deberá hacer entrega del mismo al momento de subsanarse la falta, sin perjuicio de la multa a que haya lugar”.Es deber de todo ciudadano cumplir con los deberes, leyes y reglamentos de la República, así como también el llamado es a los funcionarios de transito y policías municipales a ser ejemplo y hacer cumplir las leyes debidamente, sin extralimitarse, ni abusar de sus funciones, ya que pueden ser sancionados, como bien lo establece el Artículo 182 de la Ley de Transporte Terrestre “… la extralimitación y el abuso de poder de los funcionarios o funcionarias en el ejercicio de sus funciones, acarreará responsabilidad civil, administrativa y penal de acuerdo a la ley”. De igual manera la Ley de Policía Nacional y del Servicio de Policía, establece en su Artículo 70, las normas de actuación de las funcionarias y funcionarios policiales, como la prevista en el ordinal 2 “Servir a la comunidad y proteger a todas las personas contra actos ilegales con respeto y cumpliendo los deberes que les imponen la Constitución de la República y demás leyes”. Finalmente las leyes están escritas solo se requiere de un compromiso de todos para cumplirlas o hacerlas cumplir.


Alfonso HernándezPolitólogo / Abogado
@ alfonsozulia / asuntoslegalesradio@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario