Búsqueda personalizada

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Amores como esos cada vez hay menos... o tal vez se extinguieron


Hace unos días no se porque estando en un bus de transporte público vino a mi mente este recuerdo del final de la infancia y principio de la adolescencia. Mi familia tiene un negocio de tapicería desde hace mas de 40 años y siempre por la calidad de atención y del trabajo que realizan terminan ganándose la amistad y lealtad de sus clientes, tanto que hoy día gran parte de los clientes del negocio son los hijos (a quienes mis padres vieron crecer) de aquellos primeros clientes.

De estas relaciones surgió una amistad muy especial con uno de ellos, un doctor ginecólogo obstetra, estuvo casado mas de 40 años con su único amor y durante todo ese tiempo le brindo a su querida esposa un pequeño detalle que hizo grande con los años, todos los días en las tardes ella recibía un ramo de flores con su respectiva dedicatoria, lamentablemente como nos ha de suceder a todos el señor murió y no mucho después la doña pues extrañaba mucho a quien desde siempre le amo tanto y se lo demostró fielmente cada día.

Que bueno sería que todo aquel que tenga un amor lo demostrase de forma frecuente y evidente a quien ama, y no dar las cosas por sentado siguiendo la frívola corriente de los tiempos que vivimos.

2 comentarios:

  1. Me gustaría poder regalarle a mi esposa un ramo de flores todas las tardes. Lástima que no tengo ni jardín de presupuesto

    ResponderEliminar
  2. Con un poco de imaginacion puedes hacer otras cosas que esten a tu alcance, un simple papelito con un "te amo" ubicado en un sitio donde ella no lo espera hace maravillas.

    ResponderEliminar